23/11/17

LA DICHA DE LA DUCHA










Imágenes del Festival del Agua o Songkran 
con el que se da la bienvenida al Año Nuevo en Thailandia

Citizen Plof

22/11/17

"LINDEZAS" EN UN CHAT DE LA POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

Apología del nazismo e insultos racistas en el chat de policías de Madrid: "Con Hitler, estarían echando humo las chimeneas"


El grupo de policías municipales de Madrid que cargó contra Manuela Carmena, Pablo Iglesias, Gabriel Rufián y los periodistas de La Sexta -Ana Pastor o Antonio García Ferreras- en un grupo de WhatsApp también ha elogiado el nazismo y ha vertido descalificaciones racistas contra los inmigantes.

En el grupo, integrado por más de un centenar de policías, uno de los agentes hace apología del nazismo y alaba la figura de Adolf Hitler

"Este señor sí que sabía cómo hacer las cosas, este señor es dios, ya estarían echando humo las chimeneas sin parar si estuviese al mando", afirma un policía local tras colgar una foto del dictador, según publica este martes eldiario.es
 
Adolf Hitler

"Panda de hijos de la gran puta, los moros y los que le defienden", sostiene otro agente, que prosigue: "Yo los tiraba al mar, comida para peces". Del mismo modo, otro policía pide "comenzar con las cazerías [sic] de guarros", en relación a los inmigrantes.

La conversación sigue entre media docena de policías locales, que vierten comentarios xenófobos y desean poner una bomba en el multicultural barrio madrileño de Lavapiés:

"Ahí hay que entrar con lanzallamas y bayonetas. Y electrificar la valla de Ceuta y Melilla. Que se mueran de hambre, no me dan ninguna lástima", fantasea el agente apodado "führer" por sus compañeros.

 Imagen de archivo en la valla de Ceuta /Youtube/ Faro de Ceuta
 Imagen de archivo de la valla de Ceuta.

Debaten si la mejor solución para los inmigrantes es abrir la llave del gas o la lapidación, además de recordar en varias ocasiones que el lema de este grupo de policías es "matar".

Un juzgado de Madrid investiga ya los insultos vertidos contra la alcaldesa de Madrid en dicho chat integrado por un centenar de policías municipales de la capital, cuyo contenido fue desvelado por un agente que consideró que podrían constituir un delito de odio.

Manuela Carmena
FUENTE: publico.es

NON CANTÁBILE


AIREANDO LA MEMORIA

Estar a la altura o el porqué de la memoria en el periodismo

Póster publicado en 1936 sobre un grabado de Frank Brangwyn

"Sucedió en el siglo XX. Conflicto social, político y bélico. La Pasionaria. Inspiró el Gernika de Picasso. Hubo un alzamiento. Tuvo lugar en España. Dio paso a una dictadura. Nacionales y republicanos. Paró la liga de fútbol.". Estas fueron las pistas que un conocido programa de televisión ofreció a dos jóvenes para que adivinaran el acontecimiento histórico en cuestión.

Concurso de Antena 3 Ahora Caigo
Concurso de Antena 3 "Ahora Caigo"

Los concursantes, antes de decir que se trataba de la Guerra Civil, apostaron por el levantamiento del 2 de mayo, por el 23-F y por la democracia. Sí, por la democracia. En el mismo programa, pero unos años atrás, una concursante fue incapaz de decir en qué año terminó la Guerra Civil o, mejor dicho, la Guerra de España. Pasó por casi toda la primera mitad del siglo XX. Pero en ningún momento dijo 1939.


Son dos ejemplos que muestran hasta qué punto llega el desconocimiento y el olvido sobre nuestro pasado reciente. Hasta qué punto se ha proyectado una amnesia colectiva bajo el mantra de las heridas cerradas. Las preguntas eran básicas. No buscaban ningún detalle rebuscado. Era cultura general.


No me quiero ni imaginar qué contestaciones hubiese habido si se llega a preguntar, por ejemplo, por los aviones de guerra y el armamento que la Italia de Mussolini vendió a monárquicos españoles el 1 de julio de 1936, antes de que se produjera el golpe de Estado de Franco y los suyos.

Franco saludando a Mussolini

O por la deuda de 372 millones de marcos que Franco contrajo con Hitler por los servicios prestados durante la Guerra, entre los que se incluye los 99 millones de marcos que costó que la aviación nazi bombardeara Gernika.

Entrevista de franco y Hitler en Hendaya

La cuestión puede ser aún peor si se inquiere por los crímenes del franquismo. ¿Saben los jóvenes que sólo en Córdoba los sublevados asesinaron a 4.000 personas? ¿Conocen la matanza que las tropas de Franco perpetraron en Badajoz? ¿Y la del Fuerte de San Cristóbal? ¿Y lo de Atocha? ¿Saben que había instrucciones de los mandos militares para causar el mayor número de muertos civiles? ¿Conocen que el puerto de Alicante se convirtió en una ratonera para mayor gloria de la cruzada de Franco? Me temo que en muchos casos la respuesta es no.

No se distingue con claridad, pero en la esquina inferior derecha, en el apartado Donaciones, 
figuran Juan March, contrabandista,  empresario y financiero y el depuesto rey, Alfonso XIII.

Pero dejemos a un lado la Guerra. ¿Tenemos claro, como sociedad, que las primeras elecciones democráticas en las que votaron tanto hombres como mujeres se celebraron durante la II República? ¿Sabemos cuáles fueron las reformas emprendidas por los gobiernos de izquierdas republicanos que provocaron el levantamiento de los militares?

La primera vez en la historia de España en la que todos sus ciudadanos pudieron votar.

Todo aquello queda muy lejos. Responderá alguno. Vayamos a la Transición, que queda bastante más cerca de la actualidad.

Protesta tras el atentado fascista contra la revista "El Papus" - 1977

¿Conocen los jóvenes que durante la Transición fueron asesinadas 591 personas? ¿Que 188 ciudadanos murieron por violencia política de origen institucional? ¿Que la inmensa mayoría de esos asesinatos quedaron impunes? ¿Que murieron jóvenes a manos de policías y aquí no pasaba nada? ¿Conocen los andaluces a Manuel José García Caparrós? ¿Y los madrileños conocen a Mariluz Nájera? ¿Y a Arturo Ruiz?

Manuel José García Caparrós - 1977

Las tres personas mencionadas fueron asesinadas mientras se manifestaban pacíficamente. A favor de una democracia y en contra de una dictadura. Pero ya no recordamos nada. En esta amnesia colectiva en la que vivimos es fácil decirle a los ciudadanos que las primeras elecciones democráticas en España se celebraron en 1977. Así lo hizo el Ministerio del Interior durante los comicios del 20 de diciembre de 2015. Era mentira. Ellos lo sabían, pero probablemente gran parte de los que recibieron el mensaje se lo creyeron. ¡Te lo está diciendo el Ministerio del Interior! ¿Cómo no te lo vas a creer?


Y así se va creando un falso mito de la Transición en el que parece que la democracia llegó a España de la nada, o peor aún, que fue otorgada por el monarca con la inestimable colaboración de demócratas de toda la vida, como Fraga y Suárez.

Adolfo Suárez y Manuel Fraga

En el relato oficial no tienen el lugar que se merecen ni los muertos en las manifestaciones, ni las organizaciones políticas clandestinas que lucharon contra el régimen, ni los trabajadores y sus huelgas, ni las asambleas de vecinos que hicieron imposible que el franquismo continuara sin Franco. Tampoco los abogados laboralistas.

Abogados laboralistas de UGT asesinados en el despacho de Atocha - 1977

Han intentado vendernos una Transición sin nuestra gente. Esta democracia tendrá muchas pegas, pero sin la lucha de estos y otros muchos colectivos sería bastante peor.


Y ahora que vivimos momentos en los que los derechos conquistados están en peligro, en los que apelando a la etiqueta de reformas pretenden deshacer el camino andado en esta materia, es más necesario que nunca tener presente cuánto ha costado en España tener una democracia.

"Una pintada en una placa se puede limpiar. El huevo de la serpiente fascista, cargada de rabia y odio, que se instala en algunos corazones, es mucho más difícil de erradicar".  
Fco. Javier López  Martín

Cuánta sangre derramada en huelgas y protestas para defender el derecho al trabajo digno. Cuántas mujeres golpeadas, represaliadas por el simple hecho de tener ideas políticas. Por eso es más necesario que nunca que el periodismo y la Memoria Histórica vayan de la mano.



La Memoria permite valorar los derechos y libertades que hoy día disfrutamos. Conocer que nadie nos los regaló. Que fueron conquistados a base de mucho sufrimiento y sacrificios personales. Que ni Fraga, ni Franco, ni Suárez pueden atribuirse el mérito de la democracia.

La Memoria nos ofrece las tablas necesarias para que como sociedad nos situemos erguidos y combativos frente aquel que ahora quiere recortar derechos y libertades. Frente a los que condenan a cantantes y juzgan a humoristas por sus tuits.

La Memoria nos permite estar a la altura de nuestros antepasados y saber que nosotros no tendríamos nada sin su lucha y que los que vienen detrás tendrán mucho menos si hoy nosotros no luchamos.


FUENTE: publico.es
Otras miradas
Alejandro Torrús
17 Nov 2017

21/11/17

LA GUERRA...


...a través de los ojos de un niño.

No hay muertos; solo cacharros bélicos.

Citizen Plof

ESPAÑOLES, EL FRANQUISMO NO HA MUERTO (AÚN)

Una combinación de vectores sociales, económicos y políticos agita las estructuras de poder consolidadas tras cuarenta años de dictadura y normalizadas en las cuatro décadas siguientes de postfranquismo

Francisco Franco y el entonces príncipe de Asturias y hoy rey emérito Juan Carlos de Borbón, 
en un acto celebrado 59 días antes de la muerte del primero.

¿Lo que ha hecho el franquismo en los 40 años transcurridos desde que el 20 de noviembre de 1975 muriera el dictador ha sido agonizar o persistir? La pregunta es más sencilla que la respuesta, que aún lo es menos si se escarba en una realidad con paradojas como que quien ocupara cargos en el Ministerio de Hacienda durante la dictadura presida hoy la Comisión Mixta de Seguridad Nacional  Congreso-Senado.

Eso es algo que convierte al exministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, uno de los tres diputados de 1977 que siguen en cargos públicos tras dejar Soledad Becerril el Defensor del Pueblo, en un símbolo (algo “representativo de una entidad, de una idea, de una cierta condición”), o quizás en un síntoma (“señal o indicio de que algo está sucediendo o va a suceder”), de ese periodo histórico conocido como la Transición, cuyo nacimiento nunca se ubicó, aunque sí están documentados los vínculos con la Administración franquista del grueso de sus protagonistas, y cuyo final, cuatro décadas después, sigue sin tener fecha.

José Manuel García-Margallo

No obstante, comienzan a acumularse indicios de la eventual proximidad de ese cierre. Entre otros, que nueve grupos parlamentarios se unan para legislar el fin de la impunidad de los crímenes del franquismo modificando la Ley de Amnistía o que el Congreso abra la puerta a declarar nulos los juicios políticos de la dictadura. O, también, que tres instituciones como el Congreso, el Parlamento gallego y el Ayuntamiento de Santiago, en este caso por vía judicial, reclamen a la familia del dictador que devuelva las dos estatuas de la catedral compostelana sustraídas en los años 60, apenas una década después de que las adquiriera el consistorio.

“Muchas grandes empresas vienen del franquismo”

Cristina Monge

“Para poder pasar página primero hemos de escribirla y de leerla”, dice la politóloga y profesora de la universidad de Zaragoza Cristina Monge, que señala cómo el cambio de régimen no afectó a las estructuras económicas ni a sus centros de poder, ni tampoco a piezas clave del aparato de la Administración.

“La correlación de fuerzas y el momento histórico no daban para más, y muchos asuntos, como la estructura territorial del país, el tratamiento de las víctimas de la guerra o el diseño de un Estado de bienestar con patrones europeos, no se resolvieron”, anota. 

Principal índice bursátil de referencia de la bolsa española, elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME),
formado por las 35 empresas con más liquidez que cotizan en el Sistema de Interconexión Bursátil Electrónico (SIBE)

Ocurrió algo similar con las estructuras económicas. “Muchas de las grandes empresas del Íbex 35 vienen del franquismo”, explica el sociólogo Rubén Juste, quien recuerda cómo “la mayoría de las grandes constructoras se fundan a principios de los años 40, con la expansión de la obra pública después de la guerra”. De hecho, de las que integran el índice bursátil selectivo sólo ACS es posterior a la dictadura, aunque en su origen figura Ocisa (1942), mientras Acciona es el resultado de la fusión de Entrecanales (1928), Cubiertas (1918) y MZOV (1862).

Las nuevas élites



“Debemos llegar a un consenso sobre que esa primera transición se cierre en un momento determinado, que podría ser 1982, con la victoria electoral del PSOE –explica Monge–. Pero esa transición dejó cosas sin resolver a las que se añadieron otras, en una situación que se puso de manifiesto a partir de 2007 y con el 15-M, que inició en 2011 la segunda transición”.

Ahora, añade, “estamos echando un pulso con ese establishment, mientras, con una izquierda en retroceso, la derecha cree que cedió mucho entonces y quiere recuperar una parte, como se ve en la tendencia recentralizadora en el modelo territorial”.


En el apartado económico, explica Juste, “las grandes familias del Franquismo siguen al frente de las empresas hasta que en 2010 sus miembros comienzan a ser reemplazados por inversores y gestores”. 

El cambio de tendencia se debe a la irrupción de los fondos de inversión internacionales con la crisis de las cajas de ahorro, las cuales, cuando comienza el proceso de fusión y bancarización consecuencia de su crisis generalizada, dejan de financiar a las antiguas constructoras procedentes del Franquismo tras haber apoyado su la expansión internacional como gestoras de servicios públicos.


A esa etapa, en la que los nuevos financiadores comienzan a imponer condiciones y controles desconocidos en la época de las cajas, le sucede otra de futuro incierto en la que el declive de algunas de esas empresas, con la salida del Íbex 35 de OHL y de Abengoa (cuyo segundo acreedor es el Estado por los préstamos de CajaMadrid) como episodios destacados, convive con la pujanza en el mundo de los fondos de inversión de una nueva élite, en la que suenan apellidos cercanos al poder desde hace décadas como Aznar (Haya Real Estate es una de las principales inmobiliarias del país), Aguirre (competencia desde Aguirre Newman) o, incluso, Primo de Rivera, con intereses en firmas financieras y medios de comunicación.

Ausencia de un relato común

Francisco Franco Bahamonde

Con todo, y pese a la persistencia de conexiones normalizadas y legales con el régimen franquista como la continuidad en el cargo de nueve alcaldes que recibieron la vara antes de la muerte del dictador, la vigencia de decenas de leyes promulgadas durante la dictadura o la transmisión de una corona asignada por Franco y asumida por la Constitución, cada vez son más las iniciativas de desconexión y de revisión con aquella época, por un lado, así como, por otro, las de reivindicación de quienes la sufrieron, en muchos casos a costa de su libertad o con la vida como precio.

Entre ellas destacan las iniciativas para exhumar el cadáver del dictador del Valle de los Caídos, recuperar los cuerpos de las víctimas de la guerra y de la dictadura y rehabilitar a los represaliados, o las que ponen en cuestión asuntos como las relaciones entre el Estado y la Iglesia católica.


Aunque hay más flecos abiertos para superar la huella del franquismo: la utilización partidista de símbolos como la bandera estatal, los complejos sobre la propia denominación del Estado y la carencia, todavía, de un relato histórico de amplia aceptación sobre qué ocurrió en los cuarenta años de dictadora y en las cuatro décadas que le siguieron.

FUENTE: publico.es 
Eduardo Bayona 
Zaragoza - 20/11/2017

20/11/17

TEOLOGÍA POLÍTICA


LA CASUALIDAD

Franco y el “20-N”: los mitos de una fecha legendaria

Prensa franco
La prensa recoge la muerte de Franco. 

La coincidencia de la muerte de Franco con la de José Antonio Primo de Rivera la misma fecha el 20 de noviembre (20-N), generó una mitología popular en torno a dicha jornada. Asimismo, la prolongada agonía de Franco también originó lecturas que apuntaban a una eventual voluntad de pervivencia del régimen.

Franco no murió el 20-N


Pese a que la fecha oficial de la muerte de Franco es el 20 de noviembre de 1975, la realidad fue otra. En su reciente obra Crónica de la Transición, 1973-1978 (Ediciones B, 2009), Joaquín Bardavío -quien fue entre otros cargos jefe de los servicios informativos de presidencia del gobierno (1970-1973) es rotundo al respecto:

Franco no murió a las 5.25 del día 20 de noviembre de 1975, como dice el parte médico oficial. Falleció varias horas antes, como al filo de la medianoche. Ya al anochecer del día anterior se había decidido dejarle morir ante el largo sufrimiento de su mujer y su hija, y la inutilidad de tenerlo conectado a una vida artificial. Que su óbito coincidiera con el treinta y nueve aniversario de [la muerte] de José Antonio Primo de Rivera pudo ser causa de alargar su existencia unas horas, quizá un poco más de un día. Aunque si el objetivo era sacralizar una coincidencia, no se consiguió en absoluto”.

Y añade que sobre las 9 de la noche o antes, del 19 de noviembre, el Marqués de Villaverde -yerno de Franco- despidió amablemente a los doctores que cuidaban al dictador y -sin testigos- procedió a desentubar y desconectar los mecanismos que permitían a Franco mantenerse en vida. Concluye Bardavío que “el fallecimiento real pudo ocurrir verosímilmente en las últimas horas del día 19 o como muy tarde, en los primeros minutos del día 20”.


Guardar la noticia permitió ganar tiempo al universo oficial del régimen para preparara a la población y estar preparado ante eventuales reacciones populares, por lo que había preparado un dispositivo en relación a su defunción -la “operación lucero”.

Las fantasías: no es lo mismo morir el día 19 que el 20

joseantonio-La Falange
El Régimen intentó, con la muerte de Franco el 20-N, que su figura 
se uniera indefectiblemente a la del fundador de la Falange.

Como señala lo expuesto, un rumor muy extendido afirmó que la larga agonía del dictador tuvo un propósito: hacer coincidir la fecha de su defunción con la de Primo de Rivera, ejecutado el 20 de noviembre de 1936 en la cárcel de Aliacante.

 De ese modo, el 20-N devenía una jornada llena de simbolismo porque unía en el recuerdo de los devotos y nostálgicos de ambos su memoria y la cripta del Valle de los Caídos el lugar donde podían reunirse para rememorar a los dos “ausentes”.

Misa previa al entierro de los restos mortales de Franco.

Sin embargo, circuló otra cábala de signo opuesto sobre la fecha de la muerte del Generalísimo, que atribuyó su óbito entonces que se prolongó su existencia para evitar que su muerte acaeciera el día 19. para ello se argumentó que la suma de la fecha oficial de inicio de la Guerra Civil (18-07-1936) y la de su fin (01-04-1939) proporcionaba un llamativo resultado: 19-11-1975.  

Franco y José Antonio... digo, Juan Carlos.
(¡Chacho, chacho! En qué estaría yo pensando)

Es decir, la ecuación contenía una profecía latente con la fecha de la muerte de Franco.

FUENTE: https://xaviercasals.wordpress.com
Blog de Xavier Casals

19/11/17

REVERTE VERSUS RUFIÁN


En realidad nos merecemos a Gabriel Rufián. Lo hemos criado entre todos. Cada vez que lo oigo, cuando me recobro de la incredulidad y la risa amarga, recuerdo este viejo artículo: http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/1081/el-caso-rufian/ 

Arturo Pérez-Revert


Pues me crié leyendo tus libros, Arturo. Un abrazo.
Gabriel Rufián



En realidad, nos merecemos a Arturo Pérez-Reverte. Lo hemos criado entre todos. Cada vez que lo oigo, cuando me recobro de la incredulidad y la risa amarga, recuerdo este viejo artículo: https://blogs.elconfidencial.com/cultura/animales-de-compania/2016-05-08/perro-ladrador-poco-mordedor-el-drama-intelectual-de-perez-reverte_1195224/

Guillem López


 

¿Y a la banda de "pura corrupcion", tambien nos la merecemos? La hemos criado entre todos. La incredulidad mayor es que gente inútil y sin escrupulos nos gobierne, y los sigamos manteniendo como nuestros representantes en una supuesta democracia.

 Sayonaratroika